Efectos y condiciones del cambio climático en México: Sequías y aumento de temperaturas extremas.

Autor: Biosfera | Revista Ambiental
Autor: Biosfera | Revista Ambiental

En los primeros cinco meses del año, los efectos del cambio climático han provocado severos daños en México, tanto en el medio ambiente como en la salud humana, pues la sequía y los incendios forestales han dañado miles de hectáreas de bosques y selvas, mientras que el calor ha provocado 90 defunciones e incluso dispararon el índice de depresión y los intentos de suicidios.

La crisis del agua fue notable durante las tres olas de calor registradas en menos de dos meses, en especial, en los estados del centro del país. De enero a mayo pasado, los efectos de la carencia de lluvias también se presentaron en el sector agropecuario, que en combinación con el calor afectan el hábitat de diversas especies de monos.

Hasta hoy, la sequía predominó en el 75.96 por ciento del país, con un registro mínimo histórico del nivel de agua en las presas y represas, así como la aparición de cinco mil 67 incendios forestales, afectando cerca de 460 mil hectáreas de selvas y bosques, así como áreas naturales protegidas.

Asimismo, mil 937 personas ingresaron a las diversas clínicas y hospitales del país a consecuencia de los efectos de las Temperaturas Naturales Extremas (TNE), de los cuales, 90 perdieron la vida durante las tres primeras olas de calor.

De acuerdo con la información de diversas dependencias federales, a muy corto plazo no se prevé una mejora de las condiciones que prevalecen a consecuencia de este fenómeno global, por lo que habría una crisis de agua, entre otros problemas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hasta el 31 de mayo de 2024, en el país, la cobertura con sequía de moderada a excepcional (D1 a D4) fue del 75.96 por ciento, es decir, 5.2 por ciento mayor a lo cuantificado en la primera quincena de mayo de 2024.

La presencia de una circulación anticiclónica posicionada en niveles medios de la atmósfera, mantuvo la tercera onda de calor de la temporada sobre el territorio nacional, propiciando tiempo estable de caluroso a muy caluroso y escasez de lluvia en la mayor parte del país.

Por ende, persiste la sequía excepcional en el noroeste y centro del territorio nacional e incrementando la sequía de severa (D2) a extrema (D3) en zonas puntuales de Oaxaca, sur de Veracruz y Tabasco, así como de sequía moderada (D1) a severa (D2) en Chiapas y de áreas anormalmente secas (D0) en Quintana Roo.

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México (MSM), la sequía moderada (D1) afecta el 18.08 por ciento del país, la severa (D2) lacera el 23.11 por ciento de la superficie, la extrema (D3) daña el 21.07 por ciento, y la excepcional está presente en el 13.7 porcentual del territorio nacional.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural destacó que hasta el pasado 30 de mayo, la disponibilidad de agua en presas de almacenamiento para riego es de 24 mil 7.8 hectómetros cúbicos; es decir, mil 443.6 hm3 menos respecto a la decena anterior y 11 mil 576.1 hm3 menos en comparación con la misma decena de 2023.

La región sur-sureste presenta el mayor porcentaje de almacenamiento a la fecha, con 41.1 por ciento y la región noroeste el menor con 11.8 por ciento. El registro de almacenamiento en las presas indica que 33 se encuentran por arriba del 50 por ciento, 50 sistemas tienen entre el 20 y el 50 por ciento, y 55 con niveles por debajo del 20 porcentual de su capacidad.

Asimismo, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) detalló que hasta el momento, en el país ya se registraron cinco mil 67 incendios, los cuales han consumido 458 mil 670.08 hectáreas.

Las entidades federativas con mayor número de incendios forestales son el Estado de México, con 997 casos, la Ciudad de México, con 820 siniestros, y Jalisco, con 773. Mientras que los Estados con mayor superficie afectada en vegetación sensible son Jalisco, con 87 mil 198.02 hectáreas, Oaxaca, con 64 mil 6.5 has, y Chiapas, con 40 mil 941.76 has.

De acuerdo con la Conafor por medio de su Programa de Manejo del Fuego (2018-2024), en conjunto con los tres órdenes de gobierno, los dueños y poseedores de los terrenos forestales, así como la sociedad civil organizada, se han venido realizado acciones encaminadas a evitar el daño a la superficie forestal ocasionado por incendios forestales social y ecológicamente perjudiciales.

Efectos a la salud

En lo que va del año, las altas temperaturas registradas en México han provocado la hospitalización de mil 937 personas, reveló la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal.

Desafortunadamente, hay 90 defunciones asociadas a daños a la salud por Temperaturas Naturales Extremas (TNE), debido al exceso de calor registrado en la República Mexicana, se trató de 25 originarios de Veracruz; 15 de Tabasco; 13 de Tamaulipas; 10 de Nuevo León y San Luis Potosí, respectivamente; cinco de Hidalgo; cuatro de Oaxaca; dos de Querétaro, y el restante de Baja California, Campeche, Chiapas, Guanajuato y Guerrero.

El 91.1 por ciento de las defunciones corresponden a golpe de calor, con 82 casos, y ocho por deshidratación, por lo que la tasa de letalidad es del 4.52 porcentual. Hasta la semana epidemiológica 21, en el país se tiene un acumulado de mil 937 casos asociados a TNE, de los cuales, mil 293 son por golpe de calor, 607 por deshidratación, y 37 por quemaduras causadas por el Sol.

La problemática está distribuida en 28 entidades federativas, y del total de afectados, 293 son Tabasco, 286 de Nuevo León, 265 de Veracruz, 222 de Tamaulipas, 115 de Yucatán, y 85 de San Luis Potosí. De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se pronostican cinco olas de calor entre marzo y julio de 2024, de las cuales, la primera fue del 13 al 21 de abril, y la segunda fue del 3 al 13 de mayo, y la tercera fue del 20 de mayo al 4 de este mes en curso.

A consecuencia de las altas temperaturas que se registran, en Yucatán se triplican los intentos de suicidio, mientras que la depresión creció en cerca del 80 por ciento, en lo que va del año. reveló la Secretaría de Salud federal.

Incluso, en el Estado la incidencia de depresión es la más alta en 11 años, y se ubica entre las 14 entidades federativas con mayor número de casos confirmados, superando notablemente a Campeche y Quintana Roo.

Hasta la semana epidemiológica número 20, correspondiente del 12 al 18 de mayo pasado, en Yucatán son 270 las personas que intentaron quitarse la vida, con un aumento del 181.25 por ciento, en comparación con el mismo período de 2023, cuya suma fue de 96. 

TAMBIÉN PUEDES LEER ACERCA DE: