Flamenco rosado

Autor: Biosfera | Revista Ambiental

0:00 0:00
100

Autor: Biosfera | Revista Ambiental

Fotografía: @mikediazphoto

Tan sólo en la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos (RBRL) hay cerca de 30 mil ejemplares adultos, mientras que en la de Ría Celestún (RBRC), en julio de 2022, en un sitio casi inaccesible se estableció una nueva zona de anidación, con la eclosión de unos dos mil polluelos,

El flamenco rosado desarrolla su ciclo vital a lo largo del norte de la Península de Yucatán, con desplazamientos de casi 300 km desde sus sitios de invierno y áreas de concentración, hasta las zonas de reproducción en la RB Ría Lagartos.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) informó que en el sitio de reproducción conocido como la Angostura, ubicado en el Área Natural Protegida (ANP) de Ría Lagartos, al inicio de la temporada de reproducción de esta ave había una cifra preliminar de 15 mil nidos.

De acuerdo con el estudio efectuado en 2021, al establecimiento de la colonia reproductiva de la temporada, en enero se observó el inicio del ciclo reproductivo del flamenco, avistando un bando de mil individuos al oriente de El Cuyo, comisaría de Tizimín; al paso de los días se incrementó hasta siete mil ejemplares, con actividades de cortejo, cópulas y prácticas de construcción de nidos.

Debido a las condiciones climáticas y mareas, los bandos de flamencos transitaron hacia distintos puntos importantes en donde años anteriores se habían reproducido, tal el caso de Yalmakan, Punta Mecoh, Peten Hu, entre otros.

En marzo, los bandos de flamencos que anteriormente estuvieron realizando movimientos entre sus antiguos sitios de reproducción, se establecieron en el sitio conocido como “La Angostura” observando alrededor de cuatro mil individuos para llevar a cabo la construcción de nidos, incubación y cópulas. A partir de abril, la colonia de flamencos aumentó.

La RBRL se localiza en el extremo oriente de la franja litoral de la Península de Yucatán; presenta una gran diversidad de ambientes que sustentan alta diversidad florística y faunística, entre ellas los humedales, donde se forman esteros y lagunas costeras localmente denominadas “rías”, siendo los humedales de la Reserva, el primer humedal mexicano inscrito en 1986 en la Convención Ramsar.

La Conanp advirtió que en los últimos años, el inicio de la temporada de reproducción del flamenco, se observa una variación en cuanto a la temporalidad, amenaza atribuible al cambio climático que afecta a esta especie.

Ejemplo de ello fueron los fenómenos naturales las inundaciones que dejaron los ciclones tropicales Gamma y Delta, afectado el hábitat de los flamencos, motivo por el cual la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) realizó los trabajos de señalética en el Área Natural Protegida Estatal “Ciénagas y Manglares de la costa norte de Yucatán”, con el fin de prevenir posibles daños físicos, así como perturbaciones ante el avistamiento de colonias de flamencos en la zona de la entrada al puerto de Progreso.

Asimismo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) reconoció la carencia de un censo sobre el número de asentamientos irregulares que hay en los 378 kilómetros de humedales costeros de Yucatán, lo que afecta a numerosas especies de flora y fauna, tal el caso del flamenco.

El encargado del despacho de la Profepa, Jesús Lizárraga Veliz, reconoció que “es un problema real, el cual prevalece en toda la costa yucateca, pero es más notable desde Progreso a Sisal”.

Para disminuir el impacto, especialistas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), de la Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizan diversos proyectos, entre los que destacan el de reforestación.

En las acciones de conservación y restauración de manglar que se realiza en la entidad participa un grupo de mujeres de las comunidades de Dzilam de Bravo y Chelem, conocidas como “Las Chelemeras”, quienes se encargan de la limpieza, desazolve y reforestación de estos sistemas naturales. El flamenco rosado o “rosado del Caribe” es una de las seis especies que existen en el planeta, cuyo color de su plumaje se debe a que se alimenta de pequeños crustáceos llamados artemias, su alimento preferido, los cuales concentran altas cantidades de carotenos.

De igual forma, es un ave filtradora, por lo que necesita varias horas del día para poder alimentarse, la cual habita en México, Bahamas, Haití, Colombia, Venezuela y las Antillas Holandesas.

Esta especie pone un sólo huevo al año que eclosiona después de 28 a 30 días, al igual que el polluelo tarda tres meses dentro de la colonia, antes de volar.

Cabe destacar que el peso de los adultos fluctúa entre 2.2 y 2.8 kg y alcanzan a medir 140 cm de altura y 150 cm de envergadura, y para su adecuado desarrollo, requiere de aguas bajas con diferentes concentraciones salinas.

TAMBIÉN PUEDES LEER ACERCA DE: