La cronología como ciencia del estudio del tiempo

Autor: Biosfera | Revista Ambiental

La importancia de la cronología como ciencia del estudio del tiempo se fortalece con los recientes estudios del astrónomo yucateco Eddie Ariel Salazar Gamboa, con la aplicación de 10 sistemas calendáricos a la vida cotidiana, así como con fines académicos y científicos.

Al rescatar la cronología demostró la importancia de los diversos sistemas calendáricos que desarrollaron diversas culturas para el cómputo del tiempo, así como los recientes sistemas creados.

En la biblioteca Antonio Mediz Bolio del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), el profesor emérito de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) presentó el libro “Introducción a los nueve calendarios”, donde habló del complejo concepto del tiempo, así la definición de calendarios y la visión de cada cultura.

Abordó el calendario maya, juliano, gregoriano, eclesiástico, perpetuo, judío, islámico y chino, así como el ciclo metónico y el saros.

El académico emérito del ITM indicó que el calendario nació de la necesidad de llevar una cuenta de esos días transcurridos, de hacer referencia a un día lejano, ya sea en el pasado o en el futuro, sin tantos problemas.

Señaló que cada cultura buscó y estableció un acontecimiento que sirviera de punto de referencia o de partida, así como también, precisar las estaciones climáticas, las épocas más convenientes para la siembra o para la recolección, etcétera.

“Bien puede ser un hecho histórico como es la que actualmente nos rige, o bien, imaginarios como es el maya, que lo establece del 7413 antes de Cristo”, abundó el ex coordinador del Grupo de Astronomía “Hipatia de Alejandría” del ITM.

Es por eso que el calendario o almanaque permite precisar el momento de un hecho cualquiera en base a la fecha, intervalo de tiempo transcurrido a partir de un suceso memorable que se toma como origen hasta el instante considerado.

El premio “Jaguar del Turismo 2020” de la Asociación Mexicana de la Industria Turística (AMIT) Yucatán agregó que ese punto originario de referencia es la era o época, cuya cultura logró desarrollar independientemente por lo que hay un paralelismo, tal el caso de los mesopotámicos y los mayas, separados en tiempo y distancia.

Tanto los sacerdotes astrónomos mayas como los babilonios no se podían consultar, menos entenderse e informar sus ideas respecto a la duración de los tiempos, acotó el premio al Maestro Distinguido del Estado de Yucatán 2021.

Garantizó que con base a estudios cronológicos se sabe que todas las culturas trabajaron aisladamente en la concepción de una era y fuera que inventaran o imitaran sus propias medidas, colocaban la ciencia bajo la protección de los dioses.

Salazar Gamboa expresó que cada pueblo tomó una fecha como punto de partida de su cronología y la mayoría de las antiguas civilizaciones se basaron en sucesos en el que intervinieron sus dioses.

Para la elaboración del ejemplar, el estudioso yucateco contó con el apoyo de su asistente, Abraham Noh Pat.

TAMBIÉN PUEDES LEER ACERCA DE: