Despliegue de protocolo de atención a primates por altas temperaturas en México.

Autor: Biosfera | Revista Ambiental

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales informa sobre el seguimiento que se lleva a cabo de manera coordinada en la región del sureste de México bajo un protocolo de atención de primates no humanos en el país, ante posibles afectaciones por las altas temperaturas a consecuencias de fenómenos naturales o antropogénicos, el cual establece procedimientos específicos para la protección y conservación de estas poblaciones, así como implementación de acciones ante la situación emergente de mortalidad a través de las oficinas de Representación de la dependencia en Tabasco, Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Cabe señalar que los primeros registros sobre la afectación de monos aulladores ocurrieron en la región de la Chontalpa en Tabasco y los municipios de Juárez y Pichucalco en Chiapas, sin embargo, ya se tienen reportes de casos en los estados de Campeche y Veracruz.

En los municipios de Hueyapan y Catemaco en el estado de Veracruz, se coordinan acciones entre la Semarnat y la Conanp, en la zona de los Tuxtlas, para comenzar a colocar bebederos y brindar una primera atención. Se mantendrá un monitoreo puntual en la región para otorgar el seguimiento correspondiente. En el estado de Campeche se han integrado dos brigadas en las localidades de Miguel Colorado y Felipe Carrillo Puerto.

En el caso de Tabasco, continúan las labores a través de las unidades móviles que ya operan, en conjunto con los expertos académicos y de la sociedad civil que han estado brindando el apoyo para contener esta situación.

La Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) reportó que en un plazo no mayor a 48 horas se habilitará una Unidad Móvil en el campus que tiene en Comalcalco para extender la atención en la región. Mientras tanto, un grupo de voluntarios de esta casa de estudios ha llevado ayuda y materiales a diversas comunidades para establecer bebedores para la vida silvestre.

Por su parte, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas activó un fondo de emergencia que se destinará a las actividades de las comunidades y la academia. En la Unidad Móvil de Cunduacán, Tabasco, se cuenta con 4 veterinarios voluntarios, asesorados por dos biólogos como responsables, uno de la UJAT y otro de Cobius. Asimismo, el día de mañana se incorporarán tres elementos de la Dirección General de Vida Silvestre para apoyar los trabajos en campo.

En este momento, dicha Unidad Móvil atiende a 7 crías que se encuentran en buenas condiciones de salud, dos adultos canalizados y tres adultos que ya empiezan a comer. Los médicos veterinarios recomiendan no movilizar a los ejemplares por riesgo de recaída por estrés.

TAMBIÉN PUEDES LEER ACERCA DE: